Los ataques de ansiedad

Las personas con agorafobia sabemos hasta qué punto los ataques de ansiedad pueden arruinarnos la vida, y el miedo que pueden generar en nosotros.
Existen estrategias para reducir ese miedo inicial, ese miedo a que se produzca dicho ataque; pero sobre todo, para aprender a manejar los ataques una vez se produzcan.
En algunos casos se puede pensar, en qué es lo peor que pueda pasar. Que sería lo peor que podría suceder, si ocurriese en un lugar imprevisto. Además también es importante, reconocer las características previas al ataque de ansiedad, identificando qué es lo que sucede antes de una crisis de angustia, para estar alerta ante los mínimos síntomas, y obtener un pequeño margen de maniobra para curar los ataques de ansiedad.

ataques-de-ansiedad

 

Los miedos más profundos

Es una situación de angustia que sucede muchas veces a las personas, con miedo a qué dirán los demás. Les podría ocurrir un ataque de agorafobia estando con gente que no conoce, disparando las señales de angustia, destacando una hiperventilación continua. Por ello, es bueno decidir si se prefiere, ausentarse de la situación o hablar con las personas alrededor, aunque no sean conocidas, puesto que ayudará a curar los ataques de ansiedad.

Se podría afirmar que cuando alguien tiene un ataque, siente que es una sensación como si se fuese a morir, siente que el corazón va demasiado deprisa, que está hiperventilando o que no le llega la sangre a la cabeza, causándole mareos que dificultan su accionar.

Quizás sienta que se está muriendo, pero la buena noticia es que nadie ha muerto de agorafobia ni tampoco porque tenga otros problemas asociados. Los ataques son el resultado de un problema psicologico, no son un problema físico. Es por ello, que muchísima gente pese a esto sale hacia adelante y enfrenta su realidad.

 

Lo fundamental para curar los ataques de ansiedad

Estos son dos elementos esenciales para superar cualquier trastorno de ansiedad. De hecho, se dice que el más valiente no es el que menos miedo tiene, sino el que tiene más miedo de todos pero que no deja que ese miedo lo frene, lo limite. Si te preguntas cómo curar los ataques de ansiedad, es preciso que tenga esto en mente. Lo mejor es no dejarse llevar por la angustia del momento, ya que eso aumenta la angustia, magnificando el problema. Un consejo muy importante, es tener siempre a la mano una bolsa pequeña, que ayude a la persona a darle la tranquilidad necesaria, para respirar y regular su mecanismo.

Inspirando y exhalando dentro de ella, le ayudara a que poco a poco la respiración, se vaya regulando y vaya siendo más profunda y más lenta. Pero obviamente esto son recursos que auyudan en esos momentos, pero lo más importante para curar la agorafobia es buscar ayuda psicológica, y tomarte en serio tu propia curación, que va a requerir esfuerzo por tu parte.

 

esquema-agorafobia

 

Como vemos, si uno cae en la trampa de los pensamientos catastrofistas gemera más miedo todavía, y si no tiene esa valentía y fuerzade voluntad que se requieren para enfrentar dichas emociones, volverá a desarrollar conductas evitativas.

 

No perder la calma

Es posible que una persona se ponga muy nerviosa sólo de imaginar, que está empezando a sentir los síntomas de un ataque de ansiedad. En estos casos, lo mejor es pensar que solo va a durar unos minutos y que luego todo va estar bien. Viéndolo así, será más fácil para la persona volver a la normalidad, y pensar un poco más en positivo en torno a su situación.
Pero ante todo, lo importante es centrarse en la respiración, ya que la característica principal es que la persona siente que se descontrola, y que no que no puede administrar lo que le sucede.

 

De no disponer de una bolsa, es muy importante que la persona preste atención a su abdomen y detalle el aumento y disminución del estómago, debido a la entrada y la salida del aire, respirando poco a poco para ir disminuyendo de igual forma su ansiedad. De esa manera evita la excesiva hiperventilación, disminuye su nivel nervioso, y aumenta el ingreso del oxígeno al cuerpo, con lo reduce dramáticamente la duración del episodio ansioso y con ello la capacidad de la agorafobia de controlar tu vida. Y no olvidar pensar en positivo y centrarse en que lo que sucede será breve.

Leave a Reply